Mostrando todos los resultados 3

LA RAZÓN BIOGRÁFICA

$212.10

SINOPSIS:

 

El ejercicio de la autonomía moral y el acuerdo en la fundación continua de la polis se ocultan bajo un muestrario de voces de lo privado y de lo íntimo. Al mismo tiempo, se nos cuenta cómo una ética que no asume el momento subjetivo no es capaz de ofrecer nuevas razones para salir de la crisis.

DISCURSO DEL MÉTODO

$103.60

SINOPSIS:

 

Durante cuatro siglos el destino de Descartes ha sido verse convertido en ese espejo en el que, de cuando en cuando, Europa se miraba tratando de descubrir su propio rostro. Y, de hecho, aún hoy en el Discurso podemos ver palpitar de un modo eminente valores en los que occidente quiere todavía reconocerse: optimismo de la razón, exigencia de autodeterminación, reivindicación de la propia responsabilidad, humanismo autónomo, exaltación de la voluntad del individuo, solidaridad y anhelo de justicia, apuesta por un futuro mejor para nuestro género y, ante todo, una insobornable ansia de libertad.

 

BIOGRAFÍA DE AUTOR:

 

doctor en Filosofía por la Universidad Complutense, donde ha desarrollado su labor de investigación en torno a problemas de epistemología moderna y contemporánea, es autor de diversos trabajos sobre Descartes y la modernidad, asi como fundador de la revista de filosofía Anábasis y coeditor de diversas monografías colectivas.

EL MALESTAR EN LA CULTURA

$143.50

SINOPSIS:

 

Este científico humanista se había interesado, desde el inicio de su carrera, en el conflicto psíquico entendido como enfrentamiento de las necesidades pulsionales del individuo con las exigencias a menudo desorbitadas de la sociedad, así como en el problema del destino de la cultura, contemplada como la proyección en la humanidad del problemático desarrollo psicológico individual. Esta obra nos presenta en esencia un único problema al que se le pueden dar diferentes nombres. Es el problema de la agresión y la culpabilidad, problema psicológico y sociológico, pero también político. Es el problema del mal, si nos queremos ir a lo metafísico. O incluso del pecado, si nos obstinamos en utilizar el tradicional lenguaje religioso.